sábado, 21 de noviembre de 2009

El laurel



 EL LAUREL

Símbolo de gloria, fama, poder y profecías, el laurel ha sido desde la antigüedad, una planta usada por siempre. Con sus ramas se coronaban a los vencedores en la antigua Roma y aún en la actualidad, a los vencedores de varias competencias se les entrega ramas de laureles en formas de coronas.
Esta planta se asociaba a Dios y al sol, por lo que se la consideraba sagrada y ya en Delfos era usada por las pitonisas para profetizar, de allí su valor místico. Las hojas de laurel tienen propiedades que pueden ser aprovechadas al preparar un té curativos en las siguientes enfermedades: Nerviosismo, mareos, melancolía, tristezas, desgano, pánicos, debilidad corporal, falta de voluntad. Problemas de la vegija, dolores de garganta, problemas pulmonares, parasitosis dérmica, reuma, artritis, parálisis, dolor de estómago, digestion lenta, stress, regulador menstrual, sordera.
En ciertas enfermedades dérmicas o de articulaciones, puede aplicarse una cataplasma sobre la zona afectada con un té tibio-caliente. Para preparar el té se colocan 10 gramos de hojas de laurel en un litro de agua. Se hierve por 3 o 5 minutos, se retira del fuego y se deja entibiar. Luego puede tomarse de 3 a 4 pocillos por día.
Tambien puede obtenerse o comprase en farmacia "aceite de laurel" que entibiado y puesto en fomentos, alivia los problemas reumáticos y dolores óseos. Tambien es efectivo en casos de problemas dérmicos como por ejemplo la sarna y otras afines. Antiguamente se quemaba en las habitaciones de los enfermos, hojas de laurel y mirra para purificar el ambiente, pues su agradable alejaba los malos olores. Para levantar el ánimo y fortalecer la voluntad, pueden colocarse 3 hojas de laurel en agua fría y dejarlas macerar por la noche. A la mañana, al levantarse puede beberse un poco del agua.

http://www.alimentacion-sana.com.ar/informaciones/plantas%20que%20curan.htm

Con las semillas se produce el aceite aromático de laurel, que se utiliza en la fabricación de jabones y otros productos de perfumería. Está también recomendado para la elaboración de ungüentos y linimentos que se aplican sobre molestias musculares.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Jabón de anis verde

Ingredientes: aceite de oliva (oleato de anís verde), coco, maíz, pepita de uva, sésamo, aguacate, manteca de cacao, aceite esencial de anís y limón.
 Los aceites que lleva este jabón lo hacen suave y nutritivo, entre ellos destacare el aceite de aguacate.  El aceite de aguacate se parece en su composición al sebo de la piel, y por ello es muy utilizado para el cuidado de la piel seca, escamosa y en vía de envejecimiento. Muy completo en vitaminas A, B, C, D, E, H, K, PP, actúa contra el envejecimiento, tiene un poder regenerante y reestructurante de la epidermis y estimula el cuero cabelludo, protege y repara los cabellos secos y muy secos.
Espero que les guste tanto como a mi.




Jabón de sal


Ingredientes: aceite de oliva, coco, ricino, sésamo, almendras, manteca de cerdo, manteca de cacao, pepita de uva, sal marina, aceite esencial de menta, eucalipto, azmicle y sándalo.
Este jabón es bonísimo para la ducha, es como darte un baño con sales, queda la piel suave, fresca y relajada

lunes, 9 de noviembre de 2009

Jabon activador de la circulacion en verde


Lleva los mismos ingredientes que este, solo cambia el color.
http://jabonesnone.blogspot.com/2009/08/activador-de-la-circulacion.html

domingo, 8 de noviembre de 2009

Aceites esenciales y su uso en el embarazo

ACEITES SENCIALES Y SU USO EN EL EMBARAZO


El uso de aceites esenciales en el embarazo y parto es una buena forma de que la mujer tenga, en esos cruciales momentos, recursos para estar tranquila. Hay toda una serie de molestias o problemas que pueden ser mejorados o solucionados con aromaterapia.

¿Son útiles los aceites esenciales (AE) durante el embarazo?

La naturaleza de este estado fisiológico permite una mayor sensibilidad, más emotividad y esta es una de las razones para querer buscar en los AE un recurso de equilibrio, estabilidad y salud general.

Durante el embarazo es frecuente que se tengan consejos sobre la alimentación, los suplementos, el ejercicio y una forma relajada de llevar el embarazo. Se sabe que un ambiente tenso, tiende a desequilibrar a la madre y de ahí que el feto reciba estímulos que no son del todo adecuados para su desarrollo. Aquí es donde la aromaterapia puede ayudar de manera extraordinaria.

Durante el embarazo, es necesario utilizar los AE en dosis menores a las habituales y es necesario que las aplicaciones de los AE en preparaciones corporales se limiten a dos a tres veces por semana, como en caso de baños, o de los aceites de aplicación mediante masaje. Sin embargo es posible utilizar las aplicaciones ambientales, de forma cotidiana.

Aceites Esenciales que se recomiendan para los primeros cuatro meses

Bergamota, toronja, limón, mandarina, naranja, sándalo.

Aceites Esenciales que se recomiendan después de los cuatro meses

Benjuí, cajeputi, ciprés, eucalipto, incienso, geranio, jengibre, jazmín, té limón, Nerolí, pachulí, petit grain, rosa, palo de rosa, árbol del té., vetiver e ilang ilang.

Aceites Esenciales que se recomiendan después de los siete meses

Manzanilla, amaro, lavanda, rosa, romero, tomillo.

Dosis recomendadas para el embarazo

Baños: 2 a 4 gotas.

Aceites, cremas, lociones: 4 a 6 gotas en 50 ml. de portador.

Inhalaciones para difusor: 4 a 6 gotas.

Durante el embarazo, las siguientes condiciones pueden presentarse, lo cual crea en las mujeres incomodidades o incluso malestares. Si empleas los AE que se sugieren a continuación, podrás encontrar apoyo y alivio sin riesgos. ¡A probar!!!!

Algunas molestias típicas y su aplicación aromaterápica

Aceite/ loción/crema para prevenir estrías: limón, mandarina, incienso. Aplicar dos a tres veces al día en senos, caderas, abdomen y piernas.

Nausea matinal: petit grain, naranja dulce. Se pueden aplicar en un pañuelo o en la almohada por la noche A la mañana siguiente puede añadirse 1 gota de menta o de cardamomo o de jengibre a un difusor de esencias.

Desequilibrio emocional: geranio, mandarina, sándalo. Se pueden preparar en brisa o en ambientador.

Aceite para baño: se deben diluir los AE en una taza de leche o bien en una cucharada sopera de miel. Para un baño reparador, agregar mandarina y limón.

Para un baño refrescante agregar 1gota de menta y el resto de naranja.

Dolor de espalda: pueden emplearse compresas o bien un baño relajante. El agua ayuda a descansar los músculos adoloridos. Probar con Lavanda, incienso, , manzanilla y jengibre.

Estreñimiento: aplicar en una base de crema en el abdomen. También sirve en forma de compresas. Naranja, mandarina, pimienta, jengibre. Probar masaje de reflexología en pies.

Venas varicosas y hemorroides: ciprés, lavanda, limón y geranio, aplicados en crema o gel.

Insomnio: aplicar a la almohada, a la pijama o bien en difusor de aceites por la tarde/noche: lavanda, naranja, mandarina, ilang ilang y sándalo. Aceites esenciales para el alumbramiento o parto

Hacia el final del embarazo, que son las últimas seis semanas, los AE pueden ser usados para preparar al útero para el parto. Se sugiere añadir tres gotas de AE de rosa Otto a tres cucharadas soperas de la mezcla para estrías, para ayudar al útero a adquirir una mayor elasticidad. Puede emplearse también una loción para el baño con AE de rosa Otto y amaro. El AE de jazmín es un excelente tónico uterino. Puede aplicarse en compresas durante el alumbramiento.

Durante el parto: hacer inhalaciones de una mezcla de AE de lavanda, neroli y amaro ayudará a mitigar los dolores durante el alumbramiento.

Postnatal: para reducir los moretones y el exceso de sangrado, se recomiendan baños de asiento con AE de lavanda y ciprés en una base hidrosoluble. La misma mezcla puede ser aplicada a las toallas sanitarias. Para ayudar a establecer la alimentación de pecho se aconseja AE de hinojo en una crema base para masajear los senos, sin tocar los pezones. La aplicación de compresas frías con AE de geranio y ciprés en un vehículo, puede ayudar a prevenir y aliviar la mastitis.

Sugerencias para el padre (o acompañante)

Padre ansioso: amaro, sándalo y vetiver, Ilang Ilang, manzanilla, geranio y bergamota. Puede ser un baño, difusor o brisa.

Padre deprimido, falto de energía: lavanda, sándalo, ciprés, bergamota, enebro, té limón, mandarina

Padre colapsado: lavanda, incienso, mirra, cedro. Inhalar en un pañuelo de algodón.

Autor: Eva Obregón Domínguez

Bióloga y Aromaterapeuta, Instituto Mexicano de Aromaterapia IMA

Articulista de Enbuenasmanos

http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=2061